VALDEMORILLO

Luque, de escándalo; Lorenzo, despacio despacio

Luque sella su primer festejo de 2020 con tres orejas que atestiguan su enorme dimensión y Lorenzo le acompaña en hombros tras una tarde a ralentí. Oreja a un López Simón con dos versiones
domingo, 9 de febrero de 2020 · 17:25

TEXTO: JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO / FOTOGALERÍA: LUIS SÁNCHEZ OLMEDO

Cerraba Valdemorillo la primera feria con Nautalia al frente, y lo hacía con una corrida de Montalvo en los chiqueros y una terna compuesta por el sevillano Daniel Luque, el madrileño Alberto López Simón y el toledano Álvaro Lorenzo, un cartel con siete puertas grandes de Madrid en los esportones.

"Cantor" llevaba por nombre el negro primero de Montalvo, animal al que le sopló un ramillete de verónicas extraordinarias Daniel Luque. Todo un monumento al toreo de capa, incluida la media a pies juntos del quite. También tuvo garbo el quite por tafalleras y tijerillas del sevillano tras la suave vara de Juan de Dios Quinta. Por la mano derecha fue sonsacando Luque las virtudes de un animal que tuvo humillación pero que tenía cierta brusquedad en su embestida y tendía a hacerlo por dentro. Supo Luque superar ese inconveniente también a zurdas, usando el toque fuerte como arma para lograrlo. Por ese lado, el izquierdo, el toro se entregó por abajo a la obra del hispalense. Se echó de rodillas tras los naturales por la derecha finales e hizo por él el toro sin consecuencias aparentes. Firmísimo en las luquecinas de cierre antes de la estocada un punto caída final. Dos orejas al torero ante el duradero animal, al que se le pidió la vuelta.

Verónicas de buen trazo dejó López Simón ante el "Monaguillo" segundo, otro animal bajo de Montalvo. Por chicuelinas fue el quite y, tras el brindis al tendido, de rodillas entre las rayas inició su faena. Por la mano derecha exprimió Alberto al animal en los primeros compases de una labor en la que el de Montalvo ya empezó a sosear. De uno en uno le fue exprimiendo el de Barajas todo lo que su enemigo tenía, llegando de forma intermitente al tendido. Por muletazos por bajo y un desprecio finalizó antes de pinchar al toro dos veces y acertar a la tercera con una casi entera. Ovación tras aviso.

Con la cuerna acucharada era un tercero al que Lorenzo le meció con suavidad el capote hasta rematar de una torera media. Gran saludo. Al público fue el brindis del toledano, que fue sobando por abajo al de Montalvo, un animal muy tardo en arrancarse pero que cuando lo hacía aprovechaba la inercia para seguir los muletazos. Por ahí buscó el toreo el manchego, que encontró retazos de su concepto artístico por la derecha fundamentalmente. Calado tuvieron las manoletinas finales y hasta la bola fue la estocada, aduana perfecta para pasear la oreja.

Pleno de garbo fue el saludo capotero de Luque a un cuarto que fue más bruto que el primero de su lote y que se paró mucho antes. Muchísimo sabor tuvo el prólogo muleteril del sevillano tras un personal brindis, pero el toro le dio un feo derrote en la primera serie y tuvo que domeñarlo en lidiador Luque. Toque firme, distancias ecuánimes y planta asentada le dio Daniel, que remató de un soberbio estoconazo y paseó otra oreja. 

Otro torero fue el López Simón del quinto, no por el frío saludo de capa, sino por su quietud y estética en las primeras series derechazos. Logró Alberto llegar arriba a base de toreo entregado, de hombro caído y muleta baja. También al natural llegó arriba, exponiendo y toreando seguro, para él. Muy seguro en los arrimones de finales de faena, mató de pinchazo y estocada recibiendo. Oreja tras aviso. 

El sexto, toro de la jota, fue un animal al que Lorenzo dejó verónicas aisladas pero de buen trazo de inicio. Animal que se lo sacó muy torero a los medios pero que le dio un derrote en el de pecho y fue sacando peligrosidad durante el resto del trasteo. Puso empeño el toledano pero fue un complicado astado y por bernadinad finiquitó labor, de auténtico espanto. Una oreja más al esportón.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Candelaria, Valdemorillo. Segunda y última corrida de toros de la Feria de San Blas y La Candelaria. Tres cuartos de entrada.

Toros de Montalvo correctos de presencia. De buena hechura y buen pitón izquierdo el duradero primero; soso y más parado que su hermano anterior el "Monaguillo" segundo; tardo pero con buena fe tras la arrancada la del tercero; bruto y de embestida descompuesta la del cuarto; otro gran toro el quinto, con duración y humillación; complicado y con derrotes peligrosos los del sexto.

Daniel Luque: dos orejas y oreja.  

López Simón: ovación tras aviso y orreja tras aviso.

Álvaro Lorenzo: oreja y oreja.

Comentarios