ÁVILA

A oreja por coleta con decepcionantes "adolfos"

Morenito de Aranda, Octavio Chacón y Gómez del Pilar -en sustitución de Manuel Escribano- hicieron el paseíllo paseando una oreja por coleta de una descafeinada corrida de Adolfo
domingo, 19 de julio de 2020 · 20:15

SANTIAGO ROMÁN

Morenito de Aranda, Octavio Chacón y Gómez del Pilar -en sustitución de Manuel Escribano, que había sido operado en un muslo- hacían el paseíllo en la noche de este domingo en el cierre de la Feria de Ávila, primera post COVID. A las nueve arrancaba el paseíllo con astados de Adolfo Martín. 

Octavio Chacón consiguió fijar con el capote a un primero con la salida algo distraída y suelta. Tras una voltereta, el toro recibió un puyazo y dio síntomas de debilidad. Se recriminó desde el tendido que cambiara el tercio tras el segundo par. Poco a poco fue metiendo en el canasto a su oponente Chacón, al que le sacó unos más que dignos naturales y destacados derechazos. Midió perfectamente la faena. Con el acero en "el rincón de Ordoñez" obtuvo una oreja. 

Morenito puso en distancias al segundo de la tarde para ver su arrancada hacia el caballo, produciéndose sin ninguna alegría. Mejor el segundo encuentro llevándose la ovación del respetable el picador. Saludaron tras parear José M. Zamorano y Fernando Sánchez  Desde el principio el toro fue siempre a menos, sacando complicaciones. Lo intentó por ambas manos, matando mal y escuchando palmas. 

Aplaudida la salida del tercero con el que se estiró Gómez del Pilar a la verónica y rematando con la media. Dos veces lo puso en distancia, arrancándose la segunda vez desde lejos con prontitud. Brindis al cielo. Inició con torería el tercio de muleta. El Adolfo se quedaba corto en los cites y Del Pilar hilvanó pases hasta encontrarle el sitio a media altura. Lo despachó de una entera algo contraria y tendida, escuchando un aviso. Toro aplaudido en el arrastre y el torero paseó una oreja. 

Con un ramillete de verónicas a compás abierto y la media saludó Chacón al cuarto de la noche. Desafortunado resultó el tercio de banderillas. La desconfianza se apoderó de Chacón, acordándose quizás de la colada que tuvo tras la salida del caballo. Con prudencia y escasa exposición fue solventando la papeleta que le ofrecía un astado que al igual que sus hermanos anteriores no manifestó ningún picante de los que se le supone a esta ganadería y encaste. Lo pasaportó con un pinchazo y media. Se aplaudió al astado al arrastre y el diestro saludó desde el tercio. 

El recibimiento de Morenito a su segundo no fue lucido; luego, quiso lucir al toro en el caballo y este respondió acudiendo andando las dos veces. Nuevamente fueron muy aplaudidos los rehiletes de Fernando Sánchez.  También brindó al cielo Morenito de Aranda. La recriminación desde el tendido de que alargara más la mano tuvo su efecto y los pases fueron más hondos y hasta por momentos templados. La nobleza y bondad del cornúpeto sirvió para que Morenito se sintiera y gustara en los suaves derechazos.
La faena se alargó con lo que oyó un aviso tras el primer pinchazo, acabando con él con un posterior estoconazo fulminante. Como premio se le concedió la oreja y al Adolfo se le aplaudió al arrastre. 

El último también fue aplaudido cuando hizo presencia en la plaza. Declaración de intenciones de Gómez del Pilar en la larga cambiada de rodillas. Fue el toro que más empujó en el equino. Para el segundo puyazo lo dejaron en los mismos medios y a pesar de los esfuerzos del picador no pudo evitar que lo colocaran más cerca, siendo ovacionado el castoreño en su retirada.  Al final cuando ya estaba parado el toro, el matador se justificó intentando cruzarse y parándose una vez cerca de los dos pitones.
Acabó con él de un bajonazo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Ávila. Tercera de feria. Corrida de toros. Unas 1.500 personas en los tendidos.

Toros de Adolfo Martín. 

Octavio Chacón, oreja y ovación. 

Morenito de Aranda, palmas y oreja. 

Gómez del Pilar -en sustitución de Escribano-, oreja tras aviso y silencio. 

Comentarios