ARLES (FRANCIA)

Cuatro orejas, tres esfuerzos y tres varas a cada toro

La capacidad de figurón de Juli y la pureza de Ureña pasean un premio cada uno y dos la frescura de Salenc ante los toros de Victoriano, Jandilla, Santiago Domecq, Garcigrande, Alcurrucén y Pages
sábado, 12 de septiembre de 2020 · 13:34

FOTOGALERÍA: MURIEL HAAZ

La tradicional Feria del Arroz de Arles se celebraba este fin de semana a pesar de la pandemia con todas las medidas de seguridad sanitarias y distanciamiento entre espectadores. En el primer cartel, hacían el paseíllo El Juli, Paco Ureña y Adrien Salenc para estoquear, en corrida concurso, toros de Victoriano del Río, Jandilla, Santiago Domecq, Garcigrande, Alcurrucén y Pages Mailhan. 

Nacido en marzo de 2016 era el primero de la tarde, un animal de Victoriano del Río al que dejó bellas verónicas de inicio El Juli. Triple arrancada de lejos al caballo del animal y triple ovación a la prontitud del animal en entrar al peto, siendo picado trasero. Emotivo brindis que dedicó a las víctimas del COVID y al mundo del toro, “que está siendo discriminado”. Inicio por bajo de Juli al toro, al que tuvo que apretarle con toque fuerte y la muleta siempre en la cara para que obedeciese a los toques, ya que el animal iba a menos claramente en la labor de Julián. Careció de la transmisión en la muleta que sí tuvo en varas. Mató de estocada casi entera en buen sitio

“Salalimpia”, de Jandilla, era el segundo de la tarde, primero del lote del murciano Paco Ureña. Intentó lucirlo en la muleta, pero no tuvo la transmisión en varas que el primero, como tampoco la tuvo en la muleta de Paco. Y eso que propuso a la perfección el toreo, intentando ligar de forma limpia y pura por la derecha y con la mano baja por la zurda, pero el toro no tuvo el mismo recorrido que el primero y no rompió en la muleta de un Ureña ovacionado tras despachar de estocada al animal de Borja Domecq.

Genial el recibo capotero de Adrien Salenc al tercero de la corrida: dos largas cambiadas de rodillas y ramillete de verónicas con el cuerpo asentado en la arena, algo que tuvo calado en el tendido galo. Galleó Salenc por chicuelinas para acercar el toro al caballo en la primera vara. Tremendo fue el tercer puyazo, en el que Carlos Pérez se lo dejó llevar desde casi la otra punta de la plaza y agarró perfecto al animal, llevándose una sonora ovación. Con el cartucho de pescao ininció Salenc una faena en la que se llevó a los medios al toro de forma pausada y con un brillante desdén y pase de pecho posterior. Mantuvo el animal la fijeza que mostró al principio en un trasteo amenizado por la marcha procesional “Callejuela de la O”, de Paco Lola. Estocada hasta las cintas y oreja con fuerza.

De 511 kilos era el cuarto del festejo, un animal que brindó Juli al tendido y al que le fue tomando la distancia en las primeras tandas. Le faltaba al animal la misma transmisión que tampoco tuvo el primero del lote de Julián. Y, para más inri, se fue afligiendo ante la entrega del torero. Se vino abajo el animal, aprovechando López todas las embestidas y dejando compases de su personal toreo por abajo. Mató a la primera y paseó una oreja al esfuerzo.

Animal con teclas y ante el que había que estar firme era un cuarto de Alcurrucén que se mostró frío –como es costumbre en el encaste Núñez al que pertenece- en los primeros tercios de la lidia. No obstante, tragó quina Ureña muleta en mano e intentó sonsacarle en los primeros compases del trasteo momentos buenos por el derecho. Menos repetía el animal de los hermanos Lozano al natural, por donde necesitaba el toque fuerte que le dio el murciano y lado por el que no humillaba. Se hizo daño en el hombro izquierdo al echar la cara arriba el animal en la suerte suprema, enterrando de nuevo el acero a la segunda y paseando oreja.

De Pages-Mailhan fue el sexto del festejo, un animal serio de estampa y que dio también juego en el tercio de varas. Saludaron Diego Valladar y Ángel Gómez Escorial en banderillas, arriesgando mucho. A Marco Pérez, el joven becerrista salmantino, fue el brindis de Salenc, que comenzó faena de rodillas, sacándose el toro a los medios. Se agarró al piso el animal, con el que de nuevo tuvo que hacer un serio esfuerzo Salenc ante un astado que tuvo también un comportamiento de mucha seriedad. Mató de estocada entera al astado.Oreja. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Arles, Francia. Primera de feria. Corrida de toros. Unas 4.000 entradas en los tendidos. 

Toros de Victoriano del Río, Jandilla, Santiago Domecq, Garcigrande, Alcurrucén y Pages Mailhan. 

El Juli, ovación y oreja. 

Paco Ureña, ovación y oreja tras aviso. 

Adrien Salenc, oreja y oreja. 

FOTO: LAURE CRESPY

Comentarios