VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

Pinar indulta al bravo "Muralista" y Lamelas ofrece una firme dimensión

Dos y rabo simbólicos paseó el albaceteño tras indultar al bravo quinto de Victorino en un festejo en el que el hambre firme de Lamelas paseó dos orejas y una Curro Díaz.
martes, 8 de septiembre de 2020 · 19:30

Curro Díaz, Alberto Lamelas y Rubén Pinar trenzaban, en la tard de este 8 de septiembre, el paseíllo con una corrida de Victorino Martín en la localidad jiennense de Villanueva del Arzobispo. Se acabaron las entradas para el festejo, dentro del aforo permitido.

Cogió el zorrón primero de Victorino Curro Díaz mientras lo pasaportaba al natural, un animal al que antes pudo robarle el de Linares algunos compases a gusto y matarlo de una media estocada efectiva. Lo mejor del trasteo de Díaz llegó por el lado zurdo, sin duda, paseando oreja. Fue cogido sin consecuencias aparentes antes de tomar el acero. 

De máxima seriedad era el segundo, un animal aplaudido de salida y que luego sacó poco de sí en la muleta de Rubén Pinar. Destacó en banderillas Ángel Otero, siendo obligado a saludar. Muleta en mano, el albaceteño tan sólo pudo ponerse por ambos lados para comprobar lo dificultoso del de Victorino, al que mató como pudo antes de ser ovacionado. 

Alberto Lamelas tiró de pundonor ante el peligroso y medidor tercero, un animal de Victorino que quería saber en todo momento dónde se encontraba un torero firme, que no dejó nada por hacer y que intentó por ambas manos mostrar su valor. Además, con el acero, acertó a la primera, ya que se tiró en todo lo alto. Oreja. 

También seria presencia tenía un cuarto que aplaudió la plaza de salida, un astado en el que Óscar Castellanos brilló con las banderillas. No fue fácil el de Victorino, que buscó al torero en todo momento, quedándose en los tobillos. Mató de media estocada el jiennense. 

Indultado resultó el quinto, un animal de nombre "Muralista", número 95, bravo y completo en todos los tercios de la lidia. Ángel Otero lidió de forma genial a un Victorino al que Rubén Pinar cuajó a placer desde las verónicas de recibo, el quite por chicuelinas y ambas manos con la muleta. Sobre todo, destacaron los enormes naturales del albaceteño. Se pidió con fuerza el indulto, concedido por el palco. 

Una oreja más del segundo de su lote, sexto de la tarde, paseó Alberto Lamelas, un animal que se le quedó cortísimo ya en la segunda tanda por la derecha, mano en la que basó la faena. Aún así, el torero puso todo su empeño y firmeza para pasear un nuevo apéndice y completar así su tarde de entrega. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Villanueva del Arzobispo, Jaén. Corrida de toros. Lleno en el aforo permitido.

Toros de Victorino Martín, indultado el quinto, "Muralista", número 95. 

Curro Díaz, oreja y ovación. 

Rubén Pinar, ovación y dos orejas y rabo simbólicos. 

Alberto Lamelas, oreja y oreja. 

Comentarios