VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

¡Viva el arte!

Diego Urdiales sella una faena de mucho compromiso ante el cuarto, Emilio de Justo pasea tres orejas y deja la obra de la tarde frente al segundo y Juan Ortega deja retazos de su toreo artístico.
sábado, 24 de abril de 2021 · 17:02

La localidad jiennense de Villanueva del Arzobispo acogía, en la tarde de este sábado 24 de abril, la primera de su Feria de Primavera programada para este fin de semana en el llamado “Cartel del arte”. Éste estaba protagonizado por los toros de Santiago Domecq y Diego Urdiales, Emilio de Justo y Juan Ortega acartelados.

Echando las manos por delante salió el primero de Santiago Domecq, un animal que se quedaba corto en el capote de Diego Urdiales y al que le recetó tres puyazos. Con un tranco de ir y venir sin clase ni entrega, el animal sacó movilidad en las primeras series del arnedano, de más arrebato que pulcritud estética. Fue ovacionado finalmente tras pasaportar al animal. Expuso de una forma comprometida Diego frente al cuarto, un animal que tenía calidad pero no tenía la embestida viva de sus hermanos anteriores. Fue poder y dominio lo que mostró el riojano, que se sobrepuso a la condición del de Santiago Domecq. Desplantes con torería, muletazos en corto con enjundia y toreo a centímetros de los pitones domeñando la situación. Paseó una oreja a la entrega.

Ya dejó el segundo de la tarde muestra de que tendría chispa a lo largo de toda la lidia, y en el tercio de varas y el posterior quite por chicuelinas de manos bajas de Emilio de Justo lo corroboró. Monumental fue el inicio de faena del extremeño: clase, poder y dominio en los doblones para sacárselo a las rayas y luego, en la misma postura, para componer el toreo en redondo. Sensacional. Con pleno motor e incluso sorprendiendo al torero en algunos cites y desplantes, De Justo le plantó cara con valor y agallas al de Santiago Domecq. Sensacional lo mató recibiendo, matándolo a la primera y paseando dos orejas. Vuelta al ruedo al toro. Una oreja más paseó del quinto, un animal al que dejó sensacionales naturales y también destacó el toreo de capa. Fue otro astado de Santiago Domecq con virtudes, sobre todo la fijeza y la prontitud a la hora de acudir a los trastos. 

Sabor tuvo el capoteo de Juan Ortega al tercero de la tarde, otro animal bajo y con buena hechura. Templado fue un cambio de mano de inicio de faena y toreros fueron también algunos compases muleteriles posteriores. Faena en la que la forma de cargar la suerte y de proponer el toreo fue magnífica, pero en la que hubo tan sólo momentos sueltos. Al final de ésta, un momento dramático vivió el sevillano cuando el animal lo cogió a la hora de entrar a matar, pasando momentos dramáticos después de que el astado incluso lo llegase a encunar por el pitón derecho. Finalmente fue atendido de una cornada interna en la enfermería. De nuevo dejó Ortega retazos de su toreo artístico frente al cuarto, un animal con el que no tuvo demasiada suerte con los aceros, algo que emborronó el premio final que pudo llevarse al esportón. Aún así, la genial colocación mostrada, la forma de cargar la suerte y la entrega en cada uno de los gestos -incluso el propio de salir a matar el toro, algo nada fácil tras la cogida en su anterior- hicieron un gran compendio en este cierraplaza. Oreja. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Villanueva del Arzobispo, Jaén. Primera de la Feria de Primavera. Lleno en el aforo permitido.

Seis toros de Santiago Domecq, de vuelta el tercero. 

Diego Urdiales, ovación y oreja. 

Emilio de Justo, dos orejas y oreja. 

Juan Ortega, ovación y oreja. 

INCIDENCIAS: Juan Ortega fue atendido de una cornada interna tras pasaportar al tercero de la tarde. 

Galería de fotos

Comentarios

Otras Noticias