LEGANÉS (MADRID)

La mano baja de El Rafi; el hambre de Leandro

El Rafi sella un sensacional trasteo a media altura al quinto, el mejor novillo del festejo, y Leandro deja dos trasteos de hambre en la primera de la Feria de Leganés. Montero no tuvo su día.
viernes, 7 de mayo de 2021 · 16:30

TEXTO: ÁLVARO MATEO / FOTOGALERÍA: LUIS SÁNCHEZ OLMEDO

Se abría, en la tarde de este 7 de mayo, la Feria de Leganés en Madrid, el primer ciclo continuado de festejos tras la pandemia en la Comunidad, con una novillada santacolomeña del hierro de La Quinta. En el cartel, tres jóvenes de distinto status en su escalafón pero con el denominador común del hambre: Francisco Montero, El Rafi y Leandro.

Peligroso fue el primero de La Quinta, un animal al que saludó a portagayola Francisco Montero y que, posteriormente, no le dio prácticamente opciones muleta en mano y con el que debió tomar pronto el acero. Tras un sentido brindis a un niño, el gaditano apenas pudo lucirse muleta en mano, pero impuso actitud. Se le complicó el correoso animal a la hora de tomar la tizona. Silencio tras aviso. 

Bello fue el saludo a la verónica de un firme Rafi frente al segundo, un animal aplaudido por su entipada presencia de salida y al que el francés dejó una bella media verónica de remate. Entró Leandro al quite por verónicas y ya atisbó caras altas el animal en ese momento. Ese defecto tuvo que lidiarlo posteriormente Raucoule, que expuso al natural en la primera parte del trasteo. Aguantó la exigencia del novillo en el último compás de la faena, tirando al animal de una estocada entera. Fue ovacionado. 

Personal fue el ramillete de verónicas de Leandro Gutiérrez para saludar al tercero, un animal que no atisbó ya buenas sensaciones de salida por su falta de celo. Buscó en todo momento ligar al animal el colombiano, que vio cómo su oponente no colaboraba. Mató de una buena estocada, pero la tardanza en caer del novillo evitó el premio. 

Tampoco el cuarto hizo que rompiese la tarde, otro animal correoso y al que se le dio en varas para evitar que se pusiese complicado en la faena de muleta. Aún así, el novillo no terminó de entregarse en humillación y la obra de Montero tampoco fructificó en premio. Se le puso de nuevo complicado a la hora de entrar a matar, pero enterró el estoque a la primera el gaditano. Escuchó leves pitos tras aviso. 

Mostró de nuevo personalidad capote en mano para saludar al quinto, que fue el mejor novillo de la tarde hasta el momento. Quitó de forma despaciosa a la verónica. Gusto también tuvo en el inicio de faena, incluso rodilla en tierra para rematar ese prólogo. A partir de ahí, construyó una faena en la que se sobrepuso a la media altura del animal para dejar momentos de auténtico deleite, sobre todo en muletazos sueltos hundiendo los hombros y en los remates de serie. No tuvo suerte con la espada como en el anterior, marrando en dos ocasiones y dando finalmente una vuelta al ruedo tras petición. 

De nuevo mostró hambre Leandro Gutiérrez para saludar al sexto y último novillo del festejo, un animal que permitió sólo por momentos expresarse al colombiano. Muleta en mano, corrió bien la mano por la diestra hasta que el animal le dejó. Tras pasaportarlo con la espada, tardó en caer el novillo, teniendo que pasaportarlo con el verduguillo. Ovación. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Cubierta, Leganés, Madrid. Primera de Feria. Novillada picada. Unas 1.000 personas en los tendidos (un tercio del aforo permitido). 

Novillos de La Quinta. 

Francisco Montero, silencio tras aviso y pitos tras aviso. 

El Rafi, ovación y vuelta. 

Leandro, ovación y ovación. 

Comentarios

Otras Noticias