LA CRÓNICA DE PLATA

Brío plateado con complicados “miuras”

La torera forma de echar el palo de Juan Melgar y José Antonio Carbonell, la despaciosidad pareando de Marco Leal… fueron algunas de las notas destacadas de la última de las Corridas Generales.
domingo, 26 de agosto de 2018 · 20:35

TEXTO: JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO / FOTOGALERÍA: EMILIO MÉNDEZ

Brío plateado con complicados “miuras” es el resumen de plata de ley de la corrida de Miura en el Botxo. La torera forma de echar el palo de Juan Melgar y José Antonio Carbonell, la despaciosidad pareando de Marco Leal… fueron algunas de las notas destacadas de la última de las Corridas Generales en las filas de plata.

“Arriero”, de Miura, fue el primero de la tarde, un animal fuertemente ovacionado de salida y toro del debut de Octavio Chacón en Vista Alegre. Juan Melgar se encargó del tercio de varas del astado, provocándole al animal para conseguir que se arrancara desde lejos en un primer buen palo. Sensacional fue el resto de la vara, echando el palo con arte, aprovechando la buena pelea del animal y sintiéndose en todo momento torero a caballo. Genial Melgar. Miguel Ángel Sánchez lidió a un toro al que templó en su tranco. Alberto Carrero entró yéndose derecho hacia los pitones, evitando cuartear para que no le cogiese el toro. Bien también a Vicente Ruiz, en el momento en el que le echó el toro la cara arriba.

Cárdeno, nacido en marzo de 2014, fue el segundo de Miura, al que Pepe Moral saludó con una larga cambiada en el tercio. Airoso fue el capote de Moral ante el tercio de varas, en el que el toro se arrancó con alegría ante la buena colocación del torero al animal y la gran doble vara de José Antonio Carbonell. Por delante entró pareando José Chacón –exponiendo mucho a un miura que lo esperó una barbaridad- a un toro que lidió Vicente Varela. Sublime fue la tercera banderilla de Chacón, ganándole terreno al animal y saliendo airoso de la suerte. Genial el torero de plata.

Largo era el tercero de la tarde, “Escogido”, número 18, con 639 kilos de peso, que ya intentó saltarse al callejón antes de entrar al capote de Juan Leal. Trasero quedó el primer puyazo de Germán González Barrera. Pañuelo verde: la falta de fuerza hizo cambiar al animal. Corrió turno Juan Leal y del mismo hierro salió el bis, astado que se quedó dormido en el peto de González Barrera. Marco Leal resultó ovacionado tras un brillante tercio de banderillas sobreponiéndose a la condición de un animal al que le costaba humillar.

También predisposición lidiadora mostró Octavio Chacón frente al cuarto, un segundo de su lote al que también su picador demostró una gran monta y ejecución en las varas. Bien cortó Pascual Mellinas en un quite salvador ante un animal que cortaba a los compañeros. Alberto Carrero entró con torería a sus pares y resolvió en los embroques a pesar de las caras altísimas del astado.

Ovacionados fueron los 603 kilos del quinto de la corrida, de máxima seriedad, con una gran altura al que Moral saludó echándose de rodillas con dos largas cambiadas en terrenos del tercio. Cuando el picador Francisco Romero saltó a la arena, el toro fue devuelto con síntomas de descoordinación. “Pastoso”, de Salvador Domecq, fue el sobrero que sustituyó al titular. Mucho cuajo del animal. Buen tercio de varas de Francisco Romero, seguido por un tercio de banderillas gustándose de Vicente Varela y Pascual Mellinas, lidiando al toro José Chacón.

Número 43, sobrero, fue el sexto, al que tuvo que matar Octavio Chacón por el percance de Juan Leal. Extraordinaria actuación de las cuadrillas, buena colocación y solvencia para evitar los percances ante un toro zorrón de Miura que no se lo puso fácil a los de plata.

1
1

Comentarios